i-Alzheimer, una nueva app que busca mejorar la vida de los pacientes de Alzheimer y la de sus familiares

La Fundación Alzheimer España lanza i-Alzheimer, consejos para la vida diaria con su familiar, una aplicación para dispositivos móviles, dirigida a pacientes de esta enfermedad y sus familiares.

 El software tiene el objetivo de ofrecer consejos prácticos para ayudar a las personas con pacientes de Alzheimer a su cargo a afrontar un sinnúmero de dificultades que pueden surgir en la vida diaria. La aplicación incluye, además, un capítulo dedicado a las “Diez reglas de oro”, una serie consejos que la Fundación Alzheimer España propone como fundamentales para la atención de estos pacientes.

La app i-Alzheimer, lanzada con motivo del Día Mundial del Alzheimer, que será el próximo 21 de septiembre, está disponible para los sistemas operativos iOS y Android por un coste de 1,39 euros.

Más información: http://www.alzfae.org

Fuente: www.amovil.es

Arquitectura y Diseño Accesible

SmartHaus – Certificados Energéticos y Domótica Accesible

Web: www.smarthaus.es

 

Anuncios

Domótica como ayuda para personas con Alzheimer

(Artículo publicado en elmundo.es)

Persianas que suben con una orden de voz, grifos que se apagan solos cuando detectan que rebosa la pila o puertas que avisan a kilómetros de distancia que alguien está entrando o abandonando la casa. La domótica era una aplicación que parecía sacada del futuro cuando nació allá por los años 60. No obstante, no fue hasta finales de los 80 cuando ese conjunto de sistemas se empezó a utilizar en las viviendas. Pese al atractivo de convertir una casa en un hogar inteligente o digital, el precio hace unos años era prohibitivo. Hoy en día, esa utopía más propia de Hollywood ya resulta asequible para cualquier bolsillo. Una preparación básica en un piso de unos 90 metros cuesta poco más de 1.000 euros.

Entre los cinco principios que rigen la domótica: ahorro energético, confort, seguridad, comunicaciones y accesibilidad; fue este último en el que se fijó la Fundación Alzheimer España a la hora de promover una mejora en la vida de sus enfermos. Para Jacques Selmes, presidente de la Fundación, se trataba de hacer a esas personas menos dependientes. ‘No se trata de automatizar toda la casa, no es necesario en las primeras fases de la enfermedad’, aseguraba. El propósito es conseguir que estas personas puedan llevar una vida más o menos normal gracias a ciertos elementos. ‘El enfermo de Alzheimer se acostumbra bastante bien a mandar órdenes a la televisión sin necesidad de un mando’, comentaba Selmes.

Con la domótica en la vivienda es posible que un paciente de Alzheimer sea monitorizado en sus rutinas diarias y se le proporcionen etiquetas RFID, de recordatorio de objetos importantes. Además, se le puede mantener localizado y con una alarma para prevención de caídas. Estas ventajas se acompañan de la posibilidad de una tele asistencia médica o tele estimulación cognitiva, terapias necesarias para ralentizar el desarrollo de esta enfermedad y que se podrían realizar a distancia sin necesidad de que el enfermo se traslade. Un cúmulo de opciones que no sólo hacen más fácil y digna la vida del paciente sino también la de su propia familia.

Este ideal lo buscan junto con la ayuda de AMETIC (Asociación Multisectorial de Empresas de Electrónica de las tecnologías de la Información y la Comunicación, de las Telecomunicaciones y de los contenidos digitales). ‘Se trata de que la tecnología haga más fácil tanto la vida del enfermo o discapacitado como de los cuidadores’, aseguraba Alberto Brunete, colaborador de la Fundación y doctor en Automática y Robótica. La persona enferma o discapacitada tiene a su disposición todo tipo de elementos electrónicos y mecánicos para ayudarle a realizar sus actividades cotidianas. Para el cuidador, existe un dispositivo que permite controlar casi cualquier elemento de la vivienda desde el otro lado del mundo.

Sólo es necesario un ordenador o un dispositivo compatible y con internet (teléfonos, tablets,…) para poder desde cerrar la casa a encender la televisión o, incluso, cerrar el agua si ha habido cualquier contratiempo. Un sistema que se puede instalar en cualquier vivienda según aseguran desde AMETIC. El único problema es el de la estructura e instalación de las casas antiguas cuyas conexiones y comunicaciones son dificiles de adaptar a los tiempos modernos. Si no es el caso, la automatización de una vivienda no presenta más problema que la instalación de sensores y el cableado subsiguiente. El resto es un software de fácil manejo que hace la vida mucho más fácil.

Fuente: elmundo.es

 

Las nuevas tecnologías: una ayuda para el Alzheimer

La enfermedad de Alzheimer es un tipo de demencia, en la que el paciente sufre alteraciones de la memoria y de otras capacidades mentales superiores, alteraciones funcionales como es la perdida de la autonomía personal, además de alteraciones psicológicas y del comportamiento.

Esta demencia roba la memoria y la autonomía al paciente con Alzheimer. Con el paso del tiempo, la persona olvida cosas que tiene que hacer, citas, nombres, números de teléfono, personas, incluso se puede perder. Todos estos signos de alarma generan preocupación tanto en el paciente como en la familia que también sufre la enfermedad. Además estos signos hacen que la familia ante el miedo de lo que le pueda suceder al paciente, le quite la autonomía y le sumerjan en un ambiente totalmente dependiente y de regresión a la vida infantil. Pero esto ha ido cambiando con el paso de los años y con la aparición de las nuevas tecnologías, las cuales aportan un mayor nivel de independencia al paciente con Alzheimer.

En este texto quiero citar alguna de las grandes aportaciones que han generado las nuevas tecnologías para mejorar la calidad de vida de las personas con Alzheimer.

En primer lugar, nos encontramos con la existencia de los programas de estimulación cognitiva tales como: el programa Gradior, un sistema multimedia de evaluación y rehabilitación neuropsicológica por ordenador; el programa Thinkable se encarga de trabajar la atención visual, discriminación visual, memoria visual y memoria de secuencias; el programa Rehacom centrado en la rehabilitación de la atención visual, la rapidez perceptiva y la velocidad de ejecución; el programa Smart Brain es un programa de actividades interactivo por ordenador que fomenta la autonomía del paciente en el contexto del tratamiento. Por último, dentro de este apartado, nos encontramos con el uso de las videoconsolas como es el caso de la Wii. Al parecer, el videojuego de la Wii “Big Brain Academy Wii Degree” estimula las funciones cognitivas, promueve el ejercicio físico y mejora las relaciones sociales en pacientes con Alzheimer.

Recientemente, ha aparecido un programa para la mejoría de la autonomía personal en pacientes con Alzheimer y otras demencias. A través del proyecto NACODEAL, los usuarios reciben información sobre las actividades de la vida diaria que tienen que realizar como: vestirse, lavarse los dientes, comer etc. Lo que aporta este dispositivo son los pasos que debe realizar el usuario en sus actividades diarias, promociona la autonomía personal, ya que permite que el usuario pueda vestirse, comer sólo, sin la ayuda de un tercero en la realización de la actividad.

También para aportar mayor independencia al paciente, nos encontramos con los servicios de Teleasistencia, los proyectos del Sistema de Seguimiento para enfermos de Alzheimer (Simap), siendo un programa que permite localizar con precisión donde se encuentra el paciente de Alzheimer, otorgándole una mayor autonomía, al poder salir de casa sin tener que estar siempre acompañado por un familiar o un cuidador para que no se pierda.

En el campo de la telefonía móvil, Freedom Medical Robotics ha creado una aplicación que adapta los teléfonos móviles a personas que tienen Alzheimer y discapacidad intelectual. Esta aplicación simplifica los menús de los que dispone un teléfono móvil, además de tener un software de localización, en caso de darse algún episodio de desorientación, les guía hacia su domicilio.

Por último, las nuevas tecnologías también han creado “casas inteligentes”. A través del proyecto HOPE, se espera incrementar la autonomía de los pacientes con Alzheimer en sus domicilios. Su objetivo es desarrollar un sistema de control inteligente basado en IP, que les proporciona información tan valiosa como puede ser avisarles en caso de que se dejen el gas encendido o las puertas abiertas etc.

A modo de conclusión, se puede considera que las nuevas tecnologías han aportado una mejoría en la calidad de vida al paciente con Alzheimer y a su familia. No solamente le otorgan la posibilidad que antes no tenía de “hacer las cosas por sí mismo”, sino que le devuelven una vida de adulto que merece vivir con la independencia y autonomía que eso conlleva.

Fuente: blog.capta.org.es

www.diseñoaccesible.es