Cómo son las Viviendas Intergeneracionales de la Plaza América de Alicante

 

httpv://www.youtube.com/watch?v=TSJFhYbGE9s

Iniciado en el año 2003 por el Patronato Municipal de la Vivienda de Alicante (PMV), el Proyecto Municipal de Viviendas Intergeneracionales tiene por objeto atender las necesidades específicas de vivienda de las personas mayores y de jóvenes de bajos ingresos, por medio de la provisión de 244 unidades de vivienda intergeneracional accesibles en zonas urbanas centrales. El proyecto no solamente ofrece vivienda digna y accesible, sino que también se esfuerza en crear un ambiente acogedor, familiar y un sentido de pertenencia entre los residentes, permitiendo a los residentes mayores mantener su independencia y permanecer en sus propios hogares a medida que envejecen. Se brinda una gama de servicios a la comunidad más amplia y el proyecto ha contribuido a la regeneración de las zonas circundantes.

Fines y Objetivos

El principal objetivo del programa es resolver los graves problemas a los que se enfrentan muchas personas mayores de bajos ingresos que viven en condiciones de vivienda inadecuada y sufren de aislamiento, soledad y vulnerabilidad, por medio de la provisión de vivienda accesible que les permita vivir felices e independientes. Adicionalmente, el proyecto apunta a brindar vivienda digna a jóvenes de bajos ingresos, contribuir a la revitalización de las zonas urbanas circundantes y brindar una gama de servicios a la comunidad en general.

Descripción del Proyecto

Contexto

Los cambios sociales y demográficos observados en España en años recientes han generado desafíos particulares para las personas mayores, muchas de las cuales viven actualmente en una situación de fragilidad y vulnerabilidad. Además de las dificultades económicas, el aislamiento y la soledad, las dificultades de alojamiento específicas a las que comúnmente se enfrentan las personas mayores en España incluyen condiciones de vivienda inadecuadas (por ej., mantenimiento deficiente, en el caso de vivienda con arriendo controlado, o problemas con la accesibilidad que, en algunos casos, les impiden salir de sus casas); ‘acoso’ a la propiedad (una táctica solapada empleada por los dueños de casa y los propietarios para sacar de sus hogares a los inquilinos que pagan arriendos bajos); no renovación de los contratos de arrendamiento; la necesidad de vender su hogar para complementar sus ingresos de jubilación; o la pérdida de sus hogares por haber tenido que servir de garante para sus hijos, cuando éstos ya no pueden hacer los pagos de sus propias hipotecas (una situación cada vez más frecuente en el clima económico actual). Estos factores muchas veces hacen que las personas mayores, que de otro modo podrían vivir independientemente, terminen viviendo con sus hijos o ingresando a asilos de ancianos de manera prematura.

Características principales

El Patronato Municipal de la Vivienda de Alicante (PMV) se dedica a atacar los problemas de vivienda de las personas más vulnerables de la ciudad de Alicante, incluyendo la provisión directa de vivienda de alquiler focalizada a los grupos marginales. El Programa Municipal de Viviendas Intergeneracionales y Servicios Ciudadanos de Proximidad fue puesto en marcha en el año 2003 por el Ayuntamiento de Alicante, a través del PMV y en estrecha cooperación con el Concejo de Acción Social, para abordar las necesidades específicas de vivienda de las personas mayores. La iniciativa surgió como resultado de una experiencia anterior con la construcción de un complejo habitacional para personas mayores en la que se encontró que a pesar de brindar vivienda de alta calidad, los residentes todavía se sentían vulnerables e incapaces de integrarse a la sociedad. La municipalidad comenzó a llenar los apartamentos desocupados con jóvenes y los resultados positivos obtenidos llevaron a la municipalidad a crear un programa de viviendas intergeneracionales más amplio y ambicioso para toda la ciudad, con una inversión total de €50 millones.

El proyecto incluye la provisión de 244 unidades de vivienda intergeneracional accesibles en tres sitios diferentes, en zonas urbanas centrales que son de propiedad de la municipalidad y que están reservadas para uso público, con la intención de ampliarse a otras vecindades en el futuro. Construidos de acuerdo con elevadas normas ambientales, los apartamentos se complementan con espacios dedicados a servicios comunales (biblioteca, centro de computación, áreas para eventos sociales y talleres, solario, jardín en el techo, área de lavandería) y servicios locales de salud y recreación para los residentes. Los apartamentos tienen en promedio una superficie de 40 m2 y pueden ser para una o dos personas (para parejas). Estos apartamentos son alquilados como vivienda social, a precios muy accesibles, en promedio €160 mensuales.

Entre los residentes se cuentan personas mayores de bajos ingresos de más de 65 años (el 78% de los residentes) y jóvenes de bajos ingresos de menos de 35 años (el 22% de los residentes). En el proceso de selección se da prioridad a las personas de edad más avanzada y con la mayor desventaja socioeconómica. Los jóvenes son seleccionados de acuerdo con sus niveles de ingresos y también según su motivación, empatía e idoneidad para trabajar en los programas sociales, dándose preferencia a aquellos que tienen calificaciones y/o experiencia en trabajo comunitario/social. Los jóvenes participan de manera voluntaria en la organización comunitaria de la vida cotidiana en los edificios y la vecindad, y en particular en las actividades culturales y recreacionales que se realizan en los espacios comunales. Partiendo de la base de un ‘acuerdo de buena vecindad’, cada joven se encarga de cuidar de cuatro personas mayores que viven en el edificio, ofreciendo unas pocas horas de su tiempo libre cada semana para pasarlas con los residentes más ancianos y servir como enlace con el PMV en el caso de que surgiera algún problema.

Además de brindar vivienda accesible y un entorno acogedor, el programa también ha contribuido a la regeneración de la zona en general y brinda facilidades que pueden beneficiar al conjunto de la comunidad, incluyendo un centro de salud que atiende a una población de 30.000 personas, un estacionamiento de autos público y un centro de día ubicado en las instalaciones del proyecto pero abierto a todos los habitantes de la zona.

El primero de los tres edificios incluidos en el programa, Plaza de América, con 72 unidades de vivienda y un total de 87 residentes, ha estado ocupado desde el año 2008. La construcción del Proyecto Benalúa de 78 unidades comenzará en la primera mitad del año 2012, y se espera que el Proyecto Lonja-Mercado de 94 unidades sea construido en el año 2013.

Cobertura de costos

El costo total de los tres edificios es €50 millones. Las propiedades residenciales se benefician de fuentes de financiamiento existentes provenientes del Ministerio de Vivienda (como vivienda pública de alquiler subsidiada), incluyendo préstamos no reembolsables (20% de costos) y préstamos hipotecarios con tasas de interés muy bajas (el 80% de costos, a la tasa de interés actual del 2.54%), así como préstamos no reembolsables del Gobierno Autónomo de Valencia.

El Gobierno Autónomo de Valencia, a través del Ministerio Regional de Medio Ambiente, Agua, Urbanismo y Vivienda, ha hecho entrega de un préstamo no reembolsable complementario de €995.000 para financiar los Centros de Día en las propiedades. También se ha obtenido financiamiento del Concejo de Alicante y contratos con el sector privado, y los terrenos han sido donados por la municipalidad.

El PMV es responsable de los costos de operación de las propiedades residenciales, incluyendo los reembolsos de los préstamos hipotecarios, los costos de mantenimiento del edificio y los costos de administración del programa social. Estos costos son cubiertos en su totalidad por los alquileres recibidos. Los costos de operación de los servicios comunitarios son cubiertos por cada uno de los proveedores de los servicios/administradores, es decir, el Ministerio Regional de Salud y el operador privado del estacionamiento de autos.

Impacto

  • Una opinión muy extendida entre los residentes es que el proyecto ha aumentado su bienestar, permitiéndoles vivir independientes pero al mismo tiempo no estar solos, vivir en una vivienda digna con un entorno familiar y tener una amplia gama de actividades a su alcance.
  • Los familiares de los residentes están tranquilos, porque sus padres/abuelos /parientes pueden vivir de manera independiente, en un entorno seguro.
  • Además de acceder a vivienda de alta calidad a tarifas de alquiler accesibles, los jóvenes hablan de un aumento en sus conocimientos y del establecimiento de relaciones reales de amistad con las personas mayores a las que ayudan.
  • Se ha producido un impacto positivo en la vecindad en su conjunto, el mismo que contribuye a la renovación de la zona local y a brindar servicios municipales a los residentes.
Aspectos Innovadores Claves

Aspectos innovadores

  • Al tiempo de garantizar la independencia de cada usuario (el edificio es compartido, no las viviendas), el carácter intergeneracional de la ocupación de las propiedades permite una diversidad generacional que ayuda al funcionamiento de la vida en comunidad.
  • Otras innovaciones incluyen las actividades de autogestión para promover la integración social y la creación de un entorno de ‘gran familia’, que ha sido apreciado incluso mucho más por parte de los residentes que las viviendas propiamente dichas.
  • Se ha obtenido financiamiento de una gama de fuentes gubernamentales y del sector privado, lo que garantiza la flexibilidad.
  • El proyecto promueve el uso de terrenos públicos que han sido tradicionalmente utilizados de manera exclusiva para establecer servicios públicos únicos, con una gran pérdida de área edificable, de economías de escala y de las sinergias que ofrece la combinación de servicios públicos y áreas de vivienda.
Sostenibilidad Medioambiental

El proyecto utiliza materiales de proveniencia local siempre que sea posible (por ejemplo, piedra caliza de las canteras locales), así como materiales reciclados. El proyecto ha sido construido en un área industrial abandonada y la madera utilizada en las fachadas proviene de fuentes sostenibles.

Se ha tenido especial cuidado en diseñar las propiedades de tal modo que se garantice una ventilación natural cruzada en todas las áreas interiores. De igual modo, las fachadas han sido diseñadas para garantizar una sombra y enfriamiento adecuados. Paneles solares proporcionan agua caliente y los jardines en los techos brindan un aislamiento adicional.

Sostenibilidad Financiera

Los ingresos recibidos por concepto de alquileres son suficientes para cubrir los pagos de los préstamos hipotecarios, incluyendo intereses, y han generado un excedente anual de €30.499. En total, el PMV ha logrado un nivel aceptable de autofinanciamiento y viabilidad económica, financiando el 82% de su presupuesto anual de €7 millones con sus propios ingresos (a través de los alquileres cobrados en todos los proyectos, incluyendo el de viviendas intergeneracionales), y solamente un 18% es financiado a través de la provisión presupuestaria del Concejo de Alicante.

El proyecto se centra en garantizar unidades de vivienda asequibles y accesibles, permitiendo el acceso a vivienda digna tanto a los jóvenes como a las personas mayores de escasos recursos (de hasta €21.000. Otra condición es que no posean ninguna otra propiedad residencial). El proyecto proporciona vivienda de alquiler a tarifas muy accesibles, es decir, aproximadamente €160/mes para una propiedad de 40 m2, más un recargo por servicios de €40, lo que representa un 35% menos que el máximo permitido por el Plan de Vivienda para propiedades de este tipo y un 50% menos que el alquiler más bajo ofrecido por el mercado privado en la zona. Un servicio de mediación ofrece apoyo a los inquilinos que se enfrentan a cualquier dificultad en hacer los pagos del alquiler, garantizando que puedan permanecer en sus hogares.

Sostenibilidad Social

El programa social del proyecto ha sido concebido para permitir a las personas mayores convertirse en agentes activos en sus propias vidas, en lugar de ser simples beneficiarios pasivos de servicios. Los residentes participan en la planificación, el desarrollo y la implementación de los diferentes programas y actividades, liderando los diferentes comités y desempeñando un papel activo en la gestión (en la asociación de residentes y otras redes más amplias).

Además de crear instalaciones comunales, se han desarrollado varias actividades para alentar la integración entre los residentes. Se han creado cuatro comités intergeneracionales para la autogestión del programa y sus diferentes actividades: (1) Proyecto ‘Vuelta a la Tierra’: paisajismo y cultivo de vegetales; (2) Proyecto ‘de lo Cultural a la Información’: biblioteca, taller de escritura ‘de historias de vida’, producción de videos, sesiones de cine DVD, talleres de música y danza; (3) Proyecto ‘Fiesta’: reuniones y celebraciones de la comunidad; (4) Proyecto ‘La tecnología en tus manos’: talleres de computación y apoyo en el uso de internet, teléfonos celulares, equipo de calefacción y aire acondicionado, etc. El Departamento Social del PMV brinda capacitación a los residentes mayores (por ejemplo, con clases de cocina y de economía doméstica), así como a los jóvenes monitores (por ejemplo, cursos de primeros auxilios, pequeñas reparaciones, manejo de electrodomésticos, seguridad en el hogar, etc.).

El objetivo del proyecto es mejorar el bienestar de los residentes y ha sido diseñado para garantizar total accesibilidad a las personas mayores, con una compartimentalización interna flexible para que las viviendas puedan ser adaptadas a sus cambiantes necesidades. Los residentes mayores reportan que se sienten muy seguros en sus hogares, sabiendo que siempre hay alguien allí que los puede ayudar en caso de necesidad. Se ofrece un servicio de asistencia de emergencia las 24 horas, lo que permite a los residentes vivir con independencia.

El proyecto se centra en la inclusión social de las personas mayores y en la reducción de la vulnerabilidad y el aislamiento, y alienta la integración entre los residentes y la comunidad en su conjunto a través de varios servicios abiertos al público. Todos los jóvenes ayudan a los residentes mayores en una gama de actividades cotidianas que eran habituales antiguamente en las comunidades de vecinos y que se han ido perdiendo con el paso del tiempo, volviendo la vida de las personas con algún tipo de dificultad aún mucho más complicada.

Obstáculos Encontrados
  • Uno de los principales errores cometidos en el enfoque inicial fue dar a los residentes mayores un papel demasiado pasivo en las actividades y en las responsabilidades de la vida en comunidad. Esto ya ha sido resuelto, y los mismos residentes mayores le han demostrado al PMV que están en condiciones de asumir un papel protagónico en las actividades y responsabilidades colectivas.
  • Durante la construcción de ‘Plaza de América’, fue un desafío hacer que los pagos por los trabajos coincidan con las contribuciones de los diferentes socios, es decir el operador del estacionamiento de autos y el Ministerio Regional de Salud. El contratista, sin embargo, entendió que éste era un proyecto innovador en el que valía la pena participar a pesar de las dificultades ocasionales con la realización oportuna de los pagos.
  • Cuando las circunstancias de un residente cambian y ya no puede vivir independientemente, no siempre es fácil o inmediato obtener un cupo en un asilo público. Al efecto, el PMV está trabajando para formalizar un acuerdo con el Gobierno Autónomo de Valencia con el fin de garantizar cupos inmediatos para los residentes en hogares públicos, al haber demostrado que, gracias a los servicios que presta el PMV, la edad a la que los residentes ingresan a los hogares es mucho más avanzada, reduciendo así los costos para el gobierno.
Lecciones Aprendidas
  • Las relaciones y la coexistencia entre generaciones no solamente es posible sino que es gratificante en ambas direcciones.
  • La experiencia ha demostrado que sentimientos como la soledad y la vulnerabilidad entre las personas mayores son los factores que más influyen en ellos en relación con su calidad de vida, y que la vivienda intergeneracional ofrece una solución a este problema.
  • Parte del éxito del proyecto depende de las destrezas y la participación de los jóvenes, así que hacer la elección correcta en el proceso de selección es clave.
  • Es necesario dedicar mucho tiempo para identificar los requerimientos, aspiraciones, temores y destrezas de los residentes antes de establecer los programas sociales específicos que serán desarrollados.
  • Es necesario dar un papel activo a los residentes ancianos en las actividades y absoluta responsabilidad para decidir qué hacer en cualquier momento, reconociendo que no son solamente personas mayores con problemas de vivienda sino que son plenamente capaces de manejar sus propias vidas.
Evaluación

Se han realizado encuestas posteriores a la ocupación entre los residentes mayores, con excelentes resultados, tanto en términos de satisfacción con el alojamiento y con los servicios prestados, como en cuanto a que se aproxima a lo que los residentes considerarían su situación de vida ‘ideal’. Se llevó a cabo un estudio con la Universidad de Alicante para evaluar cuán bien adaptadas están las instalaciones y el alojamiento a las necesidades de los residentes, y las conclusiones han servido para retroalimentar futuros proyectos. Adicionalmente, el Comité de Coordinación y Participación lleva a cabo evaluaciones trimestrales de los diferentes programas y actividades.

Transferencia

La iniciativa surgió como resultado de una experiencia anterior con un pequeño complejo de 18 unidades para personas mayores y ha sido ampliado con la construcción de un proyecto de 72 unidades. Se tiene previsto además construir 172 unidades más hasta el año 2013 en los sitios Benalúa y Lonja-Mercado. La intención es seguir incrementando gradualmente el programa a otras vecindades de Alicante en el futuro.

El programa ha recibido muchos visitantes, incluyendo una delegación de UN-HABITAT, asociaciones de urbanizadores, representantes de universidades nacionales y extranjeras (Toulouse, New York y Tokio) y representantes de concejos de otras ciudades de España. El programa fue uno de tres proyectos presentados por la Ciudad de Alicante en el marco de la Iniciativa 100 Ciudades de UN-HABITAT, que examina prácticas innovadoras en todo el mundo.

2012 es el Año Europeo del Envejecimiento Activo y de la Solidaridad Intergeneracional y el programa está siendo promovido a través de la Red Intergeneracional Española, una iniciativa del gobierno nacional.

Fuente: worldhabitatawards.org

Arquitectura y Diseño Accesible

Anuncios

Responder

Por favor, inicia sesión con uno de estos métodos para publicar tu comentario:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s