Viviendas públicas municipales con premio por su Arquitectura Accesible

arquitectura y diseño accesible - vivienda accesible 001El Ayuntamiento de La Laguna, a través de su Sociedad Municipal de Viviendas Muvisa, recibió un premio a la arquitectura accesible de una promoción pública de 28 viviendas adaptables construidas en el pueblo de Tejina.

Este reconocimiento de carácter bienal, en concreto una mención especial, fue concedido por el Cabildo tinerfeño, a través de Sinpromi, dentro de su promoción de programas para la supresión de las barreras físicas y de la comunicación.

Estos premios de arquitectura accesible apuestan por un diseño universal que recoja los requerimientos de todos los ciudadanos, sea cual sea su condición física, psíquica o sensorial y por una manera de concebir el entorno, donde la accesibilidad se incorpora desde la concepción del proyecto.

El proyecto de estas viviendas públicas promovidas por Musiva, que fueron entregadas el pasado 8 de junio, presta especial atención a la supresión de barreras físicas y a la accesibilidad de las personas con movilidad y comunicación reducidas, tanto en las zonas comunes, como en el interior de las viviendas.

Un nuevo concepto: vivienda adaptable Así, promueve un concepto nuevo de vivienda adaptable, que sin llegar a ser una vivienda adaptada, está proyectada con la suficiente flexibilidad para poder llegar a serlo con una mínima intervención y así favorecer la mutación de las mismas en los diferentes cambios que puedan experimentar los usuarios durante el transcurso de sus vidas.

Las 28 viviendas se organizan en dos volúmenes que se insertan en la parcela alineándose a las calles existentes y generando un espacio libre entre ambos donde se concentran las comunicaciones y que constituye el espacio de relación social desde el cual se produce el acceso desde la calle.

Se trata de proyectar una vivienda que de respuesta a las necesidades cambiantes de sus habitantes, con un diseño que garantiza la posibilidad de uso a cualquier personas independientemente de la edad o circunstancias personales; una vivienda en la que se puede vivir y envejecer con dignidad.

Así, la adaptabilidad en las zonas comunes se consigue planteando un único acceso desde la calle y un sistema de corredores que distribuyen a las diferentes viviendas, combinado con la ubicación de dos ascensores adaptados, uno por bloque, que comunican los garajes con las plantas de viviendas.

Las viviendas en su interior persiguen el mismo objetivo de adaptabilidad. Esta se consigue mediante múltiples operaciones, separando estratégicamente la zona de día de la zona de noche más privada.

En la zona de día se dispone la cocina con el estar-comedor y se plantea un sistema de paneles correderas con los que se puede independizar la cocina o por el contrario incorporarla al estar, lo que contribuye a conseguir un espacio continuo que facilitará una mejor maniobrabilidad para el discapacitado y por tanto, introducir la adaptabilidad en este espacio.

En la zona de noche, los vestíbulos que distribuyen a las distintas estancias poseen el ancho suficiente para la maniobrabilidad del discapacitado, esto combinado con los paneles correderas que constituyen las puertas de las estancias hacen adaptable el espacio. El baño principal de la vivienda se dota de las dimensiones necesarias para que si en algún momento de la vida es necesario convertirlo en un baño adaptado, con sólo la sencilla operación de retirar el bidé se consigue el espacio de acercamiento necesario al inodoro.

fuente: Rolling Rains Report

 

 

Anuncios

Responder

Por favor, inicia sesión con uno de estos métodos para publicar tu comentario:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s