Guía de Buenas Prácticas en el Diseño: Vados peatonales

El diseño y ubicación de los vados peatonales garantizarán en todo caso la continuidad e integridad del itinerario peatonal accesible en la transición entre la acera y el paso de peatones. En ningún caso invadirán el itinerario peatonal accesible que transcurre por la acera. Cumplirán las siguientes características:

  • Las pendientes longitudinales máximas de los planos inclinados serán del 10% para tramos de hasta 2m y del 8% para los tramos de hasta 2,50m. La pendiente transversal máxima será en todos los casos del 2%.
  • La anchura mínima correspondiente a la zona del contacto entre el itinerario peatonal y la calzada será de 1,80m.
  • El encuentro entre el plano inclinado del vado y la calzada deberá estar enrasado. Se garantizará la inexistencia de cantos vivos en cualquiera de los elementos que conforman el vado peatonal. Tampoco se permitirá la colocación de ningún elemento de equipamiento tales como bolardos y otros análogos.
  • El pavimento del plano inclinado proporcionará una superficie lisa y antideslizamiento en seco y en mojado y se colocará sobre el vado una franja de 60 cm de fondo de pavimento táctil indicador de botones a lo largo de la línea de encuentro entre el vado y  la calzada.
  • Los vados peatonales formados por un plano inclinado longitudinal al sentido de la marcha en el punto de cruce, generan un desnivel de altura variable en sus laterales; dichos desniveles deberán estar protegidos mediante la colocación de un elemento puntual en cada lateral del plano inclinado.
  • En los vados peatonales formados por tres planos inclinados tanto el principal, longitudinal al sentido de la marcha en el punto de cruce, como los dos laterales, tendrán la misma pendiente.
  • En los espacios públicos urbanos consolidados, cuando no sea posible la realización de un vado peatonal sin invadir el itinerario peatonal accesible que transcurre por la acera, se podrá ocupar la calzada de vehículos sin sobrepasar el límite marcado por la zona de aparcamiento. Esta solución se adoptará siempre que no se condicione la seguridad de circulación.
  • Cuando no sea posible salvar el desnivel entre la acera y la calzada mediante un vado de una o tres pendientes, se optará por llevar la acera al mismo nivel de la calzada de vehículos. La materialización de esta solución se hará mediante dos planos inclinados longitudinales al sentido de la marcha en la acera, ocupando todo su ancho y con una pendiente longitudinal máxima del 8%.
  • En caso de que no existan pasos de peatones que aseguren la continuidad del itinerario peatonal, se instalarán vados en las esquinas de las calles.

* Realizado con los parámetros que establecen, a nivel del estado español el Real Decreto 173/2010 que modifica el Código Técnico de la Edificación de CTE y la Orden VIV/561/2010 y, por otra parte, el Decreto 293/2009 de la Junta de Andalucía.

Accesibilidad Universal y Diseño para Todos

Captura de pantalla 2013-01-03 a las 10.51.12

Certificados de Eficiencia Energética

 

Anuncios

Un pensamiento en “Guía de Buenas Prácticas en el Diseño: Vados peatonales

  1. Pingback: Guía de Buenas Prácticas en el Diseño: Pasos de peatones | Arquitectura y Diseño Accesible

Responder

Por favor, inicia sesión con uno de estos métodos para publicar tu comentario:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s